10 nov. 2013

Esencia


Sigue, da la vuelta y vuelve a empezar. Como una canción sin final esta historia vuelve a comenzar.
Dame un paso, dame una letra y solo sabré decir las mil maneras que tengo de sentir como tu cuerpo caliente hace derretir todo dentro de mi simiente.
Paro y pienso que a cada momento persigo el olor de tu cuerpo que se adhiere a mí como pegamento. 

Dulce pegamento… que me atrapa en las ventanas donde detrás se esconde esa dulce cara de hada  que me hace permanecer ante las puertas que deberían estar cerradas.
Apacible sentimiento que se queja de que otros critiquen al alma sin ello poseerla, que se queja de que se repitan las mismas palabras todas ellas con distinto significado, todas ellas cargas de clavos de dolor que pertenecen  a la esencia pura y dura que cada ser con corazón llora.

 Solo decir que escribir, si es por ti lo quiero a llenar mil ceniceros con trozos de pensamientos rotos que solo hacen mella y queman por quemar cada buen recuerdo que está por comenzar…

Te quiero


No hay comentarios:

Publicar un comentario