10 feb. 2012

Distancia

El sol alumbra desde mi ventana para así con eso darme fuerzas de imaginar tu sonrisa cada mañana. La luna grita tu nombre, con ecos sordos plagados de ideas que me hacen pensar que yo soy tu hombre. Almohadas plagadas de olores que recuerdan sitios donde algún día nos espiaban las hadas. Sitios mágicos llenos de cariño y protección, los caminos duros que por ti construiría con pasión. Reina de soldado, esclavo de un mundo sin fin, el cual tus marcas las horas imaginando un buen lugar donde poder descansar a tu lado y volar. Con alas negras, con pocas plumas blancas, las nubes dibujan tu nombre en cada una de las palancas que hacen girar mi corazón para decirme mil veces más que tú eres mi amor.

1 comentario:

  1. Muy inspirador!!!! Quisiera contactar con usted, tiene algún correo al que pueda dirigirme?

    ResponderEliminar