1 oct. 2014

Ecos

Aveces creo que el mundo me entiende al reves de lo que digo, hago o pienso. Otras veces pienso que hago lo que digo y lo pienso, pero la mitad de veces me equivoco. Dulce insomnio... Empieza la primera noche sin dormir, los monstruos despiertan, los recuerdos afloran y todo sigue igual de mal. Me alegro, ya la culpa no se la puedo echar a los sueños pero si al silencio, o al cielo plagado de estrellas que me llama y me absorbe. Dulce oscuridad, dulce brisa y bonita estrella la que puedo imaginar en aquel que le pone un nombre a una de ellas haciendola suya sin mas miramientos o sin ningun tipo de recelo sabiendo que alli arriba algo espera. Perseguimos la luz, el calor... Puede esconderse tras una mirada, un gesto conciliador o una buena bronca con final feliz. Al final todos buscamos eso.. Calor, luz y proteccion. Subestimamos al frio fiel compañero hasta que encontramos algo que nos caliente por dentro. ¿La vida sin dolor seria vida? ¿la vida sin placer seria dolor? Solo sabemos que la vida sin calor seria fria, lo sabemos por instinto o por naturaleza la cual me dice ahora que avise que escribo cuando quiero y de lo que quiero, ya sea de una hoja al caer o del perro del vecino adicto a los churros con chocolate. ¿que sera del perro? ¿por que me lo pregunto? ¿por que escribo esto? Por que me da la puta gana.. ¿que significa este texto? Lo que a alguien le de la puta gana de entender ¿por que soy tan borde? Por los comentarios que dejan de ser comentarios cuando evitan comprender para transformarlo todo a su entendimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario