16 may. 2013

Dos instantes


Dos meses a tu lado y ni un solo remordimiento de el por qué el viento me trajo hasta tu boca, suave y sedosa sin problemas y solo con sus besos no importan otras derrotas. Tus ojos me enseñan a conocer de nuevo paraísos perdidos, donde tú y yo comemos higos y pencas y nos olvidamos de caminar por la vida como mendigos. Sueño con carpas rojas que hacen salpicaduras en tanques vacios que a estas alturas de nuestras emociones salpica el agua de lado a lado echando de menos que todo se guie sin tener razones del por qué el pasado es pasado y lo nuestro ahora es hierba que crece fuerte sin más razón alguna que la de existir y seguir existiendo siempre. Trozo de mi cuerpo incandescente que al rozar el tuyo se vuelve de cera caliente, ramas hechas con pelos rizados que envuelven mi pecho deseando amar mas lo que ya de por si es amado. Sentimiento de locura pura y dura si cuando no estás a mi lado intentan cambiar las tornas de la tranquilidad de mi vida y solo encuentro cura en la paz que me da tu cuerpo desnudo a la luz de la luna. Gran contento al poder decirte y demostrarte un mes más lo que te quiero y poder demostrarte un día más que esto es sincero.
 
Algún día Gervacio puede que lea estos textos… buahahah ama cabron, ama!

No hay comentarios:

Publicar un comentario