18 oct. 2011

Pensamientos fugaces del Sr Duende



Mil aciertos crean una vida, una derrota puede que te la destruya.

Los sentimientos hacen que el aire se transforme en algo material, puedes empezar gracias a ellos a bebértelos y a comértelos. Envenenando así tu alma y una vez estos llegaran a su fin, causando dolor por dentro. Al igual que una manzana con su gusano, el tuyo se llama amor y vive dentro de ti.

Puedes imaginarte montado en un carro de fuego, en un transbordador espacial pero quieras o no sabes que lo máximo que lograras es estar en tu sillón mirando la televisión y diciéndote a ti mismo que vives la mejor vida del mundo. Y lo cierto es que tal vez lo hagas.

Si llaman a estar en la luna cuando piensas en algo… ¿Yo habré conquistado el espacio?

La vida es como la sopa, me encantan 3 tipos de sopa. Está la de fideos con sabor a eso… a fideos. Está la de pollo... mmmm... la de pollo. Y después esta la picante... que a ti no te interesa.
 A todo esto, ¿Que te ha pasado por la mente al pensar en la picante? Pensé que no te gustaba el ajo…

Caminas recto, y cuando te das cuenta ves que tu sombra esta torcida... ¿Cómo te tomas esto?
Descafeinado por favor…

Me encanta el color oscuro, me encanta la ropa oscura, los pantalones oscuros, los muebles oscuros… tal vez por eso no puedo dejar mi mente en blanco.

Y así pues la princesa coloniza otro planeta plagado de estrellas, salta de mundo en mundo hasta que se da cuenta de que olvido sus bragas en el primero, donde su amor yace estrellado.
Dulce historia de amor y pasión en el siglo XXI

Veo el cielo y solo veo nubes, no sé si espero que llueva o que se transformen en algodón de azúcar. De esta forma no nos esperaría un futuro negro, si no rosado.
Ahora que lo pienso no se qué sería peor.

A veces no me gusta bromear con lo que escribo, me parece odioso. Sé que es difícil de explicar, pero en ese sentido yo me entiendo. Otras querría ser un gato, Miaw miaw miaw miaw, miaw miaw. Miaw miaw miaw, miaw miaw mia-mi-rrepente así fue como conseguí rescatar a uno.





No hay comentarios:

Publicar un comentario